El milagro de los panes y los peces en Can Bajona: valoración de la Semana Santa

Juan 6, 10-13 Multiplicación de los panes

Jesús dijo: - Haced sentarse a todos .-- En aquel lugar había mucha hierba y se sentaron; sólo de hombres eran unos cinco mil. Entonces Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a la gente sentada, en tantos como querían, e igualmente repartió el pescado. Cuando todo el mundo quedó satisfecho, dijo a sus discípulos: - Recoged los trozos sobrantes, para que no se pierda nada. - Ellos los recogieron y con los pedazos de los cinco panes de cebada llenaron doce canastas; eran las sobras después de haber comido.

El primer lunes de Pascua le conté a un amigo cura que me parecía que en general el encuentro de Semana Santa en Can Bajona había sido una buena experiencia. Tanto es así, le dije, que el último día yo había necesitado explicitar varios agradecimientos en voz alta. No se si me dejé alguien pero recuerdo haber dado las gracias:

  • A todos los participantes por haber compartido la oración, por la buena predisposición durante las actividades, por la colaboración y por la amistad.
  • A los que, pese a no haber podido asistir por diferentes motivos, habían hecho tareas que habían hecho posible nuestro encuentro.
  • A Jesús Lanao por ser el guía espiritual de este encuentro. Por su papel de suplente del consiliario general que, al no ser liberado de parroquia, no puede servir al movimiento en fechas como éstas. Y por la ponencia que nos hizo el viernes y que tanto nos sirvió.
  • A los talleristas por su labor pedagógica.
  • A los músicos por animar las celebraciones con sus cantos y las guitarras.
  • A todos los padres y las madres que procuraron que en las celebraciones hubiera bastante silencio, a pesar de tener los hijos con ellos.
  • A Celia por su trabajo silencioso; por estar siempre; por la atención constante mostrada con la frase repetida: - ¿Qué necesitas?...-- Por todo el trabajo de coordinación y realización de antes, durante y después del encuentro.
  • A Marilia por el trabajo imprescindible que hace desde la secretaría aunque no se vea.
  • A la señora Carmen de Can Bajona y a todas las trabajadoras por acogernos y por su paciencia con nosotros.
  • A las Zonas por su trabajo imprescindible, antes del encuentro, y en concreto a los cuatro militantes de éstas que al final les toca redactar todo.
  • Al Josep Pascual por preparar la salida del sábado por la tarde.
  • A Carlota por animar la fiesta del sábado.
  • A Teresa, mi esposa, por su paciencia y su colaboración.
  • A mi hijo Pau por hacer la tarea gratuita del transporte de los materiales desde Tapioles hasta Can Bajona y, también, por el préstamo y montaje del equipo de sonido.

Retornando a la conversación con el amigo os quiero comentar que él, al oír lo bien había ido el encuentro, me dijo "esto es el milagro de los panes y los peces". Con esta cita del Evangelio, con la que he iniciado mi personal valoración, siento que expreso como he vivido y cuál es la impresión que me llevo de esta Semana Santa 2015. Creo que hemos podido constatar que lo que hacemos posible entre todos nos enriquece personalmente y todavía nos sobra.

Tras la valoración positiva deberíamos enmendar lo que no va tan bien, son cosas que ya habéis puesto a las valoraciones escritas, flecos que habría que recortar para mejorar un poco más y obtener más calidad.

  • En esta línea hay que insistir en conseguir aún más silencio y / o concentración en las celebraciones. La presencia de los más pequeños no debería hacer perder el hilo de la celebración. Y remarco que los jóvenes no pueden jugar a tirar la cera de las velas en el parqué (el domingo se tuvo que recoger y ellos no ayudaron aunque se les pidió). Será necesario que en un futuro los padres colaboren a corregir este tipo de faltas de sus hijos.
  • En las habitaciones y en los pasillos, durante el día, no se debería jugar en consideración a las personas, pequeñas o grandes, que necesiten descansar.
  • Un aspecto muy diferente a considerar es que para que todo funcione de la mejor manera, debemos ser más disciplinados a la hora de apuntarnos al encuentro. Hagámoslo en los días previstos en el calendario. Es bueno para la organización. Respetar los plazos permite que Celia y Marilia puedan hacer mejor el trabajo en beneficio de todos.
  • En este mismo campo, es importante enviar la documentación de las celebraciones litúrgicas, los talleres, etc., en la fecha asignada para poder elaborar el cuadernillo, y organizar y preparar otros materiales necesarios.

Para no quedarnos con el mal sabor de estos aspectos comentados que no han ido tan bien como podrían haber ido, es justo y agradable deciros que en vuestras valoraciones queda claro que la mayoría está satisfecho de cómo ha ido esta Semana Santa.

Y añado que por parte del comité permanente recogemos las aportaciones que habéis hecho para mejorar el encuentro, tanto las que pedís mantener porque ya funcionan, como las que habrá que mejorar: la infraestructura de la casa, o mejorar los menús infantiles, o...

Para finalizar, quiero agradeceros las treinta y seis propuestas de posibles talleres que habéis sugerido para próximos encuentros. ¡Que conste que todos no los haremos en 2016!

Jesús Jiménez

COMO CONECTARNOS

ACO ACCIÓ CATÒLICA OBRERA
C/Tapioles, 10 2n, 08004 Barcelona
hola@acocat.org
93 505 86 86

APÚNTATE AL E-BOLETÍN

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y así evitar el envío de spam.