Mercè Solé y ACO, en el «Signes dels temps» de TV3

Testimonio de una cristiana comprometida

«Ser cristiano es vivir en el mundo, no vivir encerrado en la Iglesia». Esta convicción de Mercè Solé, militante de la zona Besòs, es la guía vital que pudo expresar en la entrevista que se le hizo en el programa Signes dels temps de TV3, emitido el 29 de octubre pasado. En esta conversación amplia (de casi treinta minutos) Mercè habló de la Iglesia, del papel de los cristianos en la sociedad y de los retos de la Pastoral Obrera, todo ello a partir de los diferentes lugares donde está presente, entre los cuales ACO.

Mercè Solé que había militado de joven en la JOBAC («allí aprendí que Dios ama al mundo tal y como es y a nosotros tal y como somos»), explicó que los Movimientos «te empujan a participar en la vida de la gente y a salir fuera». Y continuó: «Si nuestra tarea es dar a conocer a Jesucristo, bien nos debemos relacionar». En el programa se pueden ver los diferentes espacios donde Mercè Solé ha estado y está implicada: entre otros el Mamut de Viladecans («una fiesta sencilla y con voluntad inclusiva»), el mundo sindical (fue delegada de CCOO durante trece años), la militancia política en ICV-EV, su trabajo en Cáritas («los pobres son el norte. Te ayudan muchísimo a ver donde está lo importante en la vida: que la persona pueda llegar a ser ella misma con libertad») o la actual, en el Centro de Pastoral Litúrgica (CPL).

La militante también abordó la cuestión obrera: «Los trabajadores no tenemos más herramientas para cambiar las cosas que nosotros mismos y nuestra unión» y el papel importante de la Pastoral Obrera en la Iglesia, a pesar de no estar muy cuidada: «La Pastoral Obrera tiene clara vocación de puente entre los propios trabajadores y con la Iglesia». En este sentido, apostó porque «el Papa Francisco puede ser una buena esperanza para la Pastoral Obrera».

Cardijn, la Revisión de Vida («es una buena manera de aproximarse a la acción y a la contemplación»), la relación con la pobreza («en la Iglesia iremos bien cuando seamos capaces de tener relaciones de igualdad y de calidad con los pobres») y la corresponsabilidad del laicado («la prioridad es transmitir el Evangelio de Jesús, hay que reorganizarse y simplificar estructuras») también fueron aspectos tratados en el programa, del cual adjuntamos el enlace.