La experiencia en el «Congreso de Laicos 2020-Pueblo de Dios en salida»

Durante los pasados ​​días 14 al 16 de febrero de 2020 tuvo lugar en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid la celebración del «Congreso de Laicos 2020-Pueblo de Dios en Salida». Por parte de nuestro movimiento ACO participamos, aparte de nosotros como presidente y presidenta, alguna y algún otro militante representante de delegaciones de Pastoral Obrera u otras entidades a las que están vinculados.

Este Congreso propuesto por la Conferencia Episcopal Española y encomendado a la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, tenía marcado como objetivo general dar un impulso al papel que el laicado debe desarrollar dentro de nuestra Iglesia, que sirva como respuesta a los retos que el anuncio del Evangelio tiene para todas y todos los creyentes, como motivo de esperanza, alegría y acompañamiento.

Desde las diferentes diócesis de toda España se fue trabajando previamente en un proceso de coordinación precongresual elaborando un documento-cuestionario llamado «Un laicado en acción» utilizando el método de discernimiento propuesto por el papa Francisco, basado en el Reconocer, Interpretar y Elegir que tan familiar puede resultar a los que, habituados al método de la revisión de vida, podríamos identificar con el Ver, Juzgar y Actuar.

La segunda etapa es propiamente la que vivimos en el Congreso. Organizados en cuatro itinerarios: Primer Anuncio, Acompañamiento, Procesos Formativos y Presencia en la Vida Pública, las y los participantes tuvimos oportunidad de trabajar diferentes líneas temáticas que partían de una ponencia inicial, para pasar a compartir experiencias concretas a modo de testimonio y un trabajo posterior para grupos. En el guión para los grupos de reflexión nos compartían que este tiempo de reunión era un momento fundamental y que teníamos que realizar un ejercicio de discernimiento y planteamiento de propuestas. Contestábamos a tres preguntas: 1-¿Qué actitudes convertir? Cambios concretos que vemos necesario incorporar personal y comunitariamente; 2-¿Qué procesos activar? Caminos concretos que tenemos que abrir para crecer y avanzar; 3-¿Qué proyectos proponer? Plan, acción, iniciativa o actividad específica que permita convertir actitudes y procesos.

Estos retos se recogieron en una ponencia final a modo de resumen.

La tercera etapa, llamada post-Congreso, apenas ahora comienza y en ella debe quedar garantizada la continuidad de lo que durante los días del Congreso ha sido vivido y trabajado. En este sentido, por ejemplo, la diócesis de Barcelona se ha encontrado el 7 de marzo pasado para dar a conocer las conclusiones recogidas en la ponencia final y de qué forma podemos construir en comunión estos procesos de transformación que nuestra Iglesia y nuestra sociedad nos pide y necesita.

Sin duda, el verdadero reto nos lo encontramos ahora en afrontar la forma en cómo podemos responder de manera responsable y comprometida a lo que este proceso de discernimiento y comunión nos pide. El Congreso sólo es un punto de partida para salir a ser luz. El momento de grandes cambios, que como Iglesia y sociedad estamos viviendo y en el que nos encontramos inmersos, requiere grandes retos que no son ajenos a nuestro Movimiento y que tenemos pendientes, por ejemplo, en la celebración de nuestro próximo XII Consejo en mayo del 2021.

Porque somos Iglesia y la estimamos, queremos participar de pleno derecho y continuar colaborando y trabajando allí donde nos piden o valoramos que debemos estar. Hemos podido explicar ACO a muchas compañeras y compañeros que no nos conocían y presentarnos también a obispos y curas expresando nuestro sentido de sinodalidad que nos creemos y que tenemos que ir construyendo.

Maria Martínez y Santi Boza

COMO CONECTARNOS

ACO ACCIÓ CATÒLICA OBRERA
C/Tapioles, 10 2n, 08004 Barcelona
hola@acocat.org
93 505 86 86

APÚNTATE AL E-BOLETÍN

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y así evitar el envío de spam.