Participamos en el pre-congreso del laicado

(María Martínez, presidenta) Con Santi participamos el 9 de noviembre pasado en la Jornada 2019-2020 de Apostolado Seglar de Cataluña en el marco del proceso de preparación del Congreso de Laicos: Pueblo de Dios "en salida" que se celebrará en Madrid del 14 al 16 de febrero, y en el que ACO participaremos. La Conferencia Episcopal Española propone esta celebración "con el objetivo de impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado en el Pueblo de Dios".

El encuentro se realizó en el colegio La Salle Bonanova con presencia de muchos y muchas representantes de entidades y movimientos. La primera parte fue a cargo del arzobispo de Tarragona Joan Planellas con la ponencia "El laico cristiano en la Iglesia y en el mundo". Destacaría brevemente de los siete puntos que trató los siguientes:

"Que el Espíritu rejuvenezca a la Iglesia por medio de una conversión misionera. Vigilemos que la estructura no mate el Espíritu".

"¿Qué puede dañar esta espiritualidad? La indiferencia progresiva, el enfriamiento espiritual que entra dentro del corazón y nos hace volver superficiales y vacíos, la vanidad, la jactancia, creernos mejores cristianos que los demás".

"La teología del laicado. Corresponde a los laicos, por propia vocación, buscar el Reino de Dios tratando las cosas temporales y ordenándolas hacia Dios. La Iglesia no es verdaderamente fundada, ni vive de lleno ni es signo perfecto de Cristo entre los hombres, si no hay un laicado propiamente dicho trabajando conjuntamente con la jerarquía".

"Los laicos se incorporan principalmente a servicios internos de la comunidad y no tanto a los diferentes ámbitos de la vida temporal. Preocupados por la falta de fuerzas, los presbíteros se limitan a buscar colaboradores inmediatos en el interior de la parroquia, con el riesgo de arrancarlos de su misión más propia y específica de convertirse en apóstoles en medio del mundo".

"Necesidad de recuperar una Iglesia más corresponsable y sinodal. Que todos somos necesarios, significa que no todos en la Iglesia tenemos la misma misión, o que todos tenemos que hacer lo mismo. El laico debe sentirse miembro de pleno derecho en la comunidad eclesial. Tiene el derecho e incluso a veces el deber de manifestar sus sugerencias y opiniones por el bien de toda la Iglesia".

"Y proponiéndose recibir una formación constante. No es posible un crecimiento responsable del laicado si no se cuida y promueve la formación. Los laicos no son cristianos de segunda. No cabe esperar que la jerarquía se lo pida: son los mismos laicos quienes deben tomar la iniciativa para participar de determinadas iniciativas de formación o para pedir, promover y poner en marcha los instrumentos y servicios necesarios".

La segunda parte fue con una aplicación Kahoot de preguntas y respuestas colectivas, partiendo del trabajo que se había enviado previamente. El coloquio quedó bastante ajustado al tiempo de que disponíamos para ir a comer y terminar la Jornada.

ACO con una rica y abundante historia de 66 años y dentro de la diversidad de acentos, tiene la misión de la evangelización del mundo obrero que está suscitada por el mismo Espíritu Santo, que es fuente de la unidad y la diversidad en comunión. Si nos creemos que todas y todos somos necesarios en la Iglesia y que nos debemos sentir miembros de pleno derecho, nos da la fuerza de trabajar para pedir ser reconocidos en diferentes estamentos, uno de ellos la Pastoral Obrera española que como realidad de pastoral obrera nos puede enriquecer y enriquecerse con nuestra plena participación.

COMO CONECTARNOS

ACO ACCIÓ CATÒLICA OBRERA
C/Tapioles, 10 2n, 08004 Barcelona
hola@acocat.org
93 505 86 86

APÚNTATE AL E-BOLETÍN

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y así evitar el envío de spam.