Compartimos con la ACO francesa como estamos funcionando

Encuentro con el consiliario general de ACO-Francia

¿Qué ha cambiado entre el ayer y el hoy? ¿Qué papel tiene la formación obrera y la formación cristiana? ¿Cómo cambiar nuestras inercias en el funcionamiento? Estas son algunas de las preguntas que se formularon el pasado 22 de julio miembros del Comité Permanente de ACO y el consiliario general de ACO-Francia, José Bourau. El encuentro fue propiciado gracias a una invitación del consiliario general de ACO, Josep Jiménez Montejo.

En este encuentro se puso de relieve como movimientos como los nuestros no están por encima, ni al lado de la sociedad, sino dentro y que hay que redoblar los esfuerzos para tratar de entender los cambios de la sociedad y de la Iglesia que también nos afectan. Se constató como el espacio que ocupa la ACO en la vida de los militantes es muy diferente que para los primeros militantes: la opción de ACO ahora ayuda a vivir con unas convicciones determinadas, pero no lo es todo en la persona.

ACO Francia tiene como prioridad la atención de la debilidad y la precariedad de las personas que quedan excluidas por razón de la crisis. Es un mandato del Consejo Nacional del año pasado. Por eso están potenciando los espacios como Partages de foi abiertos a no militantes para hablar y compartir y donde "poco a poco se va haciendo una formación de solidaridad, de organización..." asegura Bourau. O también los llamados Café-ACO "una iniciativa para acercarse a la gente y compartir la vida, mientras tomamos un café, sin hablar de fe, ni de sindicatos...".

Igualmente, muchos militantes tienen compromisos en las luchas de los inmigrantes en diferentes organizaciones sociales. "Los equipos de ACO no son las organizaciones de lucha, sino allí donde se revisa este compromiso", indica José Bourau. Entre los militantes, como aquí, también cuesta encontrar inmigrantes de otros países, aunque se les invita a diferentes momentos festivos como la celebración de Navidad.

Por lo que se refiere a los consiliarios también van escasos, por la falta de sacerdotes, y los equipos sin consiliario buscan nuevos entre los rectores de parroquias, facilitándoles material de formación que ayude a entender el sentido del movimiento. Los consiliarios laicos son pocos y acompañan grupos que transitan de la JOC a ACO o realidades específicas (como grupos con miembros con discapacidad intelectual).

ACO-Francia tiene 12.000 militantes distribuidos en 1.500 equipos de revisión de vida con un promedio de edad de 67 años. Cuentan con dos presidentes, dos consiliarios generales y con seis liberados nacionales que se ocupan durante un período de cuatro a seis años de diferentes áreas (Comunicación y Formación, Revista y Publicaciones, Internacional, Finanzas y Economía, Pastoral Obrera y diócesis y Secretaría General ) y también se distribuyen las diferentes zonas del territorio.

COMO CONECTARNOS

ACO ACCIÓ CATÒLICA OBRERA
C/Tapioles, 10 2n, 08004 Barcelona
hola@acocat.org
93 505 86 86

APÚNTATE AL E-BOLETÍN

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y así evitar el envío de spam.