Please enable JS
Participantes en el encuentro de Navidad de la zona Besòs.

Contemplar las figuras del belén

Recogemos algunos encuentros de Navidad en las zonas y diócesis

Enero 16/Joan Andreu Parra/

Como cada año os compartimos la felicitación de Navidad de la militante Paquita Morillo: cara y dorso. Y a continuación, reseñamos dos crónicas de encuentros de Navidad en Córdoba y en la zona Besòs.

[ACO-Córdoba] El pasado 17 de diciembre, ACO de Córdoba tuvimos nuestro encuentro de Navidad. Compartimos nuestra acción en un mapa imaginario de Córdoba con los diferentes ambientes y espacios en los que se hace presente cada militante. Fue un momento para redescubrir cómo nuestras humildes vidas pueden generar tanta acción y un impulso para seguir siendo levadura en la masa para construir un mundo mejor. Después celebramos la Navidad con una Eucaristía junto al resto de la Pastora Obrera de la diócesis.

 

[Zona Besòs] Se ha hecho carne y ha habitado entre nosotros.

Hombres y mujeres, no tengáis miedo; paz, Dios os ama y acompaña.

El 17 de diciembre pasado hicimos la celebración de la Navidad de la zona Besòs en la parroquia de Sant Pau de Badalona. Planteamos la celebración como una experiencia de contemplación de las figuras del belén acompañada de los textos del evangelio que nos hablan del nacimiento de Jesús. Hemos recogido la propuesta en una presentación para que se pueda experimentar desde casa, la puedes encontrar aquí.

Ante un tiempo de gran actividad, ruido y luz, proponíamos un momento de recogimiento, con una sola luz y la Palabra, para ver con ojos diferentes las figuras del pesebre. Una a una, dedicando a cada una nuestra plena atención. Después trabajamos en grupos, a partir de unas preguntas, cómo habíamos vivido la experiencia y lo que cada figura despertaba en nuestro interior. Posteriormente lo pusimos en común.

Por lo que respecta a la experiencia de la contemplación, algunas de las reflexiones que salieron eran:

Por parte de muchas personas, se remarcó la sensación de agradecimiento y bienestar por poder disponer de un rato de silencio y quietud. Encontramos un espacio para vivir la Navidad de una forma diferente. Vivimos rodeados por la inmediatez y se agradece una parada, un momento para poder pensar y sentir. A menudo, asociamos oración con reflexión y la contemplación no entra en estos parámetros. A veces nos cuesta la meditación y la contemplación y, por lo general, cuesta menos hacerlo en grupo. Nos ha servido para detenernos e ir adentro. Hay quien echa de menos espacios de silencio en las celebraciones, es como si estuvieran llenas de palabras. Hablar de Navidad no es hacer arqueología, es actual; ahora mismo hay personas que viven así, también personas que temen, personas que confían. Las lecturas que acompañan a las figuras son conocidas por todos y esto ayuda en la contemplación, sin embargo encontramos la fuerza con la presencia de la figura y el entorno de silencio. Esta experiencia nos mueve a no correr, a buscar momentos como el de hoy, a valorar la presencia del Espíritu.

En cuanto a las figuras, destacamos:

  • José: compromiso de acompañar a María y Jesús, con silencio y sencillez. El hombre bueno, hombre santo. Acoger lo que nos supera, que no entendemos. Con amor y cuidado acepta. Nos inspira para ser buena compañía, para saber estar y apoyar. Aceptación incondicional.
  • María: confianza. Es una mujer atrevida que acepta y sale adelante con lo que Dios le propone. Acepta con esperanza y alegría. Dejar hacer sin dejar de hacer lo que debemos hacer. Humilde, dispuesta. La mujer que dice "sí". Lo guardaba en su corazón y lo meditaba. La vida la aceptamos tal y como llega. Aceptación incondicional.
  • Jesús: el nombre Emmanuel "Dios con nosotros". Amor que nos salva, siendo tan pequeño. Sólo sabemos de Dios por él. Nacimiento como bendición, como el nacimiento de los nietos.
  • Ángel: lleva las buenas nuevas a aquellos que no se lo esperan. La comunicación es muy importante. Los limpios de corazón verán a Dios. Hay quien se siente cercano al ángel, por considerarlo una figura “extraña”, que acompaña, que guía, que anuncia. Y con esta imagen se remite al mundo de los monitores de ocio u otras profesiones de acompañamiento.
  • Pastores: Dios se presenta a la gente sencilla. Son destinatarios y mensajeros. Viven al raso y forman parte de una comunidad que se cuida. Los humildes están alerta. Debemos hacer más de pastores: propagadores de la fe en contexto de oscuridad (Noche Negra). La figura de los pastores, entrañable para algunos que tienen alguna vinculación con ellos (su padre era pastor), es fácilmente relacionable con la gente sencilla y acogedora. Hay quien comenta que los pastores eran muy mal vistos en la época y esto nos hace pensar en la gente de la que nos apartamos. Nos llama la atención de la respuesta al anuncio que hace el Ángel: dejarlo todo y ponerse en marcha. Ojalá sepamos ver siempre cuándo es el momento de lanzarse y atreverse a hacerlo
  • Estrella y sabios: a pesar de ser sabios, siguen la luz. Sabiduría que sigue buscando, no son prepotentes. Se maravillan ante de un niño. Las personas que reciben y dan amor tienen mucha luz. Intentar ser luz allá donde estamos. Ha hecho pensar en cómo el poder y la riqueza pueden ser bien utilizados, aunque estemos acostumbrados a que sea lo contrario. ¿Cuál es nuestra estrella? ¿Qué o quién nos guía? La estrella es también una representación del universo, de la inmensidad del universo. Todo es inabarcable; por suerte, podemos contar con nuestro grupo de RdV para que nos ayude a ver todo lo que se nos escapa.

Resuenan en nosotros las referencias al miedo y a la confianza. Venimos de un tiempo de mucho miedo, de mucha incertidumbre y nos sentimos reconocidos en ese miedo. También reconocemos la confianza. Donde hay amor, no hay miedo. No tengáis miedo, Dios ama a toda la Humanidad.

Continuando la celebración, hicimos una oración leída entre todos. Al finalizar, vimos una presentación con imágenes actuales que hacen pensar en dónde podemos encontrar hoy este bebé, estos padres, el grupo de gente humilde que se pone en marcha, el ángel que da a conocer la buena nueva, los sabios de tierras lejanas, y la estrella que nos guía…(podéis encontrar estas imágenes al final de la presentación que encontrarás en el enlace anterior).

Nos despedimos y deseamos buenas Fiestas cantando villancicos y ¡comiendo turrones!



Otros artículos


Últimos artículos
Suscríbete al E-boletín

Recibirás las noticias por correo electrónico!

INSCRÍBETE