Josep Otón: «La clave para dar fruto y no caer en la soberbia es estar unido a la vid»

Retiro de ACO el 6 de febrero pasado

«Detenernos, escuchar la Palabra de Dios, escucharnos a nosotros mismos y a los demás. ¿Por qué? Para dar fruto.» De esta manera sintetizó Josep Otón el propósito del Retiro de ACO, que llevaba por título «Vida espiritual, éxodo constante de uno/a mismo/a», y que convocó a unas 90 personas (entre las cuales militantes de Córdoba y simpatizantes de Madrid) en formato telemático el sábado 6 de febrero.

Otón, que es catedrático de instituto, explicó de manera muy didáctica la tensión que encontramos en los Evangelios entre las imágenes de la barca o el rebaño, que Jesús utiliza para referirse a la comunidad de sus seguidores, y las de ser luz, sal de la tierra o fermento, en definitiva «ser una minoría que da gusto a la realidad». «Estas dos imágenes nos hablan de cómo estamos injertados en Jesús y cómo damos fruto», aseguró.

El acompañante del retiro anotó algunas tentaciones que dificultan: por un lado, las tres tiendas en la cima del Tabor, «como si fuera para el disfrute personal», por otro, separarse de la vid, del núcleo que es Jesús: «Entonces no damos fruto, nos secamos. Nuestras comunidades no deberían ser como una pecera, somos un río, un lago.» Y también alertó de la «tentación de apropiarse a Dios, pensar que nos merecemos la gracia, cuando es un don gratuito».

Ante estas tentaciones «el camino pasa por el éxodo de uno mismo. Ex, hacia fuera; odo, camino o método para hacer un camino. El éxodo es la salida. La clave está en saber vivir este éxodo: cuando sales no sabes qué te encontrarás», según Otón. E invitó a estar atentos ya que, «a veces la manera que Dios nos saca de nosotros mismos es hacernos preguntar quién tengo al lado y qué necesita, desde un punto de vista realista».

Y usó la metáfora asociada al lema de este curso: «Siendo un sarmiento somos un canal, un camino de paso por el que circula la sabia hasta el fruto. Nuestra vida debe ser un canal, una tubería: debemos alimentarnos de la vida de la vid para darla a los demás.» Un tránsito, por cierto, de doble sentido: «No sólo desde la comunidad y la Iglesia lo transmito al mundo, sino que también la experiencia de Dios la tengo en el mundo y la llevo a la comunidad.»

Un texto de Simone Weil, a quien dedicó Otón su tesis doctoral, sobre el amor al prójimo sirvió para enfocar el trabajo personal. En el enlace puedes consultar el libro del retiro y el vídeo.

El retiro se pudo seguir a través de Twitter con la etiqueta #OtónRecésACO.

 

COMO CONECTARNOS

ACO ACCIÓ CATÒLICA OBRERA
C/Tapioles, 10 2n, 08004 Barcelona
hola@acocat.org
93 505 86 86

APÚNTATE AL E-BOLETÍN

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y así evitar el envío de spam.